En manos de la salud Smiley face Smiley face

    Fisioterapia deportiva

    Es una especialidad de la fisioterapia que trata de promocionar la práctica de la actividad física de forma segura.

    La fisioterapia deportiva es una rama de la fisioterapia, enfocada a las personas que realicen deporte habitualmente, tanto de manera profesional como de forma amateur.

    A la hora de llevar a cabo estos tratamientos se requiere de un trabajo preventivo y otro de recuperación de lesiones.

    Esguinces

    Son provocados por el movimiento de una articulación de manera brusca y fuera de su rango de movilidad normal. Se produce una distensión o rotura del ligamento dependiendo del grado de lesión.

    En un primer momento el tratamiento se resume en hielo, elevación y compresión. Es importante hacer un adecuado tratamiento rehabilitador, que consiste en reducir la inflamación y el dolor, favorecer la correcta restauración de las fibras dañadas y fortalecer la musculatura y mejorar la propiocepción para evitar recidivas.

    Tendinitis

    Es una inflamación e irritación del tendón, que es la estructura que una el músculo al hueso. Suele producirse por movimientos repetitivos, sobrecargas o como consecuencia de algunas enfermedades.

    Podríamos decir que por una falta de elasticidad, se genera mucha tensión en el tendón y termina por desencadenar una respuesta inflamatoria.

    Es importante tratarlo a tiempo porque el pronóstico es mejor y minimiza el riesgo de recaídas y de una lesión mayor, como la rotura de tendón.

    El tratamiento consiste en reducir el dolor y la inflamación, devolver la elasticidad muscular y el rango articular, para lograr una buena armonía de movimiento que reduzca el riesgo de lesión. Y muy importante el una reeducación de “gesto justo”, corriendo errores y vicios técnicos.

    Sobrecargas

    El cuerpo responde con dolor ante situaciones de sobrecarga, no sólo por movimientos de pesos excesivos, también por repetición de posturas o movimientos durante largos periodos.

    Corregir hábitos inadecuados, hacer ejercicio, mantener una buena flexibilidad muscular, nos ayuda a evitar este tipo de lesiones.

    Es cierto que últimamente con el ritmo de vida actual, podemos encontrar sobrecargas musculares rebeldes que tienen su origen en tensiones de tipo emocional, estrés, problemas de trabajo o familiares… que se terminan por somatizar a nivel muscular.

    Cerrar menú