Son provocados por el movimiento de una articulación de manera brusca y fuera de su rango de movilidad  normal. Se produce una distensión o rotura del ligamento dependiendo del grado de lesión.

En un primer momento el tratamiento se resume en hielo, elevación y compresión. Es importante hacer un adecuado tratamiento rehabilitador, que consiste en reducir la inflamación y el dolor, favorecer la correcta restauración de las fibras dañadas y fortalecer la musculatura y mejorar la propiocepción para evitar recidivas.

Cookies en la página web de Kynesit Fisioterapia: Utilizamos cookies para ofrecer a nuestras visitas una experiencia transparente y cómoda a la hora de navegar por nuestra página web. Al utilizar nuestra página web aceptas el uso de cookies. Puedes obtener más información sobre las cookies y su uso en nuestra página web en la sección de Política de Cookies.

Acepto las cookies de este sitio